AUTOESTIMA Y APEGO

Con mucha frecuencia recibimos peticiones de ayuda en la consulta de familias preocupadas porque escuchan a sus hijos decir “que no valen, no saben, no pueden” o les ven tristes, con miedo a relacionarse con los otros,aislados…

Suelen pedirnos ayuda para que pensemos cómo reforzar la autoestima de sus hijos, la imagen que tienen de sí mismos y, en definitiva, la percepción del mundo que les rodea.

Siempre que tenemos este tipo de demanda, el primer paso es una entrevista de evaluación con los padres para conocer y recoger información clave para ayudar de manera eficaz, puesto que su papel es crucial en la meta de mejorar la autoestima de su hijo/a.

¿ Para qué incluimos a los padres cuando se quiere trabajar la autoestima de los hijo?  Resiliencia y Apego

 

Trasladado al ámbito de la psicología,la resiliencia la definiríamos como la capacidad de resistir los traumas y las adversidades de la vida,rehaciéndose y en algunos casos incluso desarrollando habilidades aprendidas a partir de dichas experiencias. Esta capacidad tiene su origen fundamental y viene condicionada por las vivencias durante los primeros tres años de vida,donde el ser humano se hace como una primera foto de cómo es la vida y cómo se tiene que relacionar con el mundo. Es una memoria vivencial.

Si durante este periodo sensible del desarrollo ese lazo invisible que llamamos apego y  que une al bebé con sus cuidadores principales, es flexible y cubre las necesidades en el contexto de una relación de buen trato, permite el desarrollo de características que definen la resiliencia primaria y que favorecen el autocuidado y el cuidado de las personas con las que los niños se relaciona: empatía, seguridad,autoestima,confianza,regulación de las emociones,altruismo…

Si el niño experimenta que sus necesidades se satisfacen y los cuidadores son sensibles,estando éstos coherentemente disponibles, existe alta probabilidad de que el niño desarrolle un apego seguro que  equivale a una autoestima fuerte y estable. Para eso necesitamos incluir al menos a uno de los cuidadores principales en la terapia. Este es nuestro reto.

Un abrazo,

Isabel Cano

¿Reprimir la rabia?

Leyendo al Dr. Marshal B. Rosenberg, fundador y director pedagógico del Centro de Comunicación No Violenta,descubrí su peculiar perspectiva sobre el poder que la rabia juega en nuestra vida y nos reta abandonarla idea deque la rabia tiene que reprimirse.

Si nos ponemos las gafas con las que Rosenberg interpreta la rabia, por el contrario a la idea general que abunda en nuestra cultura,la rabia es un regalo que nos impulsa a conectar con las necesidades insatisfechas que disparan esa reacción.

Rosenberg saca a la luz las falsas ideas comunes sobre la rabia y afirma que la rabia es producto del pensamiento, de las interpretaciones, de los juicios que hacemos sobre las realidades que nos acontecen.

En lo que respecta a la gestión de la rabia, nos enseña a utilizarla como una alarma que nos avisa de que no sólo estamos pensando de una manera que no nos ayuda a satisfacer nuestras necesidades, sino que además hará que el malestar y los conflictos aumenten.”

Desde mi experiencia en la clínica, comparto e insisto en el peligro de considerar que la rabia es algo malo, que se ha de reprimir, en lugar de ocuparnos de ella. Esa represión y negación de la rabia nos condice de nuevo a expresarla de manera peligrosa para nosostros y para los demás…

Siguiendo a Rosenberg: “lo que nos interesa cuando sentimos rabia o vemos a alguien poseído por la rabia es usar la rabia para ayudarnos a identificar necesidades que no están satisfechas y que son el origen de esta emoción.

Una propuesta:

Siguiendo esta mirada sobre la rabia os propongo  que la próxima vez que os sintáis enfadados deciros a vosotros mismos: ” Estoy enfadado porque me digo a mi mismo que………….” Y luego buscamos ese pensamiento que está rondando nuestra cabeza y que es la causa de la rabia.

 

Un abrazo,

Isabel Cano

 

Mano de hierro con guante de seda.

¿Alguna vez has pensado qué otras cosas podrías hacer para manejar mejor las conductas problemáticas de tus hijos/as?

Os propongo una estrategia más eficaz  para manejar mejor las conductas problemáticas de los hijos siempre que la forma habitual de los padres es la de castigar, sermonear, explicar, insistir, reñir…sin llegar a tomar medidas eficaces. Es una manera de actuar que siempre ha formado parte de los programas de Escuela de Padres por lo funcional y útil que resulta!

boy-477013_640

MANO DE HIERRO CON GUANTE DE SEDA

Se le pide a los padres que tengan ” Mano de hierro con guantes de seda”. 

La “Mano de hierro” consiste en que, en vez de solamente hablar ante las conductas negativas de su hijo( sermoneando, tratando de razonar o amenazando), pasen a la acción y tomen medidas, actúen de modo que los despropósitos de sus hijos tengas consecuencias.

Ponerse los ” Guantes de Seda” consiste en que estas consecuencias se adopten de forma tranquila, pausada incluso amable. ¿ Qué difícil verdad? La cuestión es que esta firmeza amable  es la clave!

No es fácil tratar de actuar así, sobretodo cuando las estrategias del día a día suelen ser bien diferentes. Es normal flaquear, dudar, sentir miedo por cómo reaccionarán los hijos… pero, los padres que actúan así están tratando de educar bien a sus hijos, y ese el objetivo!!

En muchas casos, es necesario reajustar las consecuencias negativas, si son excesivamente severas o se prolongan demasiado, o dedicar un tiempo a nuevas posibles medidas.

¡¡ Házselo saber con tus actos, no sólo con tus palabras!! y….P A C I E N C I A.

Abrazos!!

 

 

 

 

 

 

 

 

El “antídoto”para los problemas de relación

Hoy el día ha dado para leer mucho sobre “Conflicto Conyugal” y, entre tantas culpas, rencores, dudas y crisis en la lectura del capítulo “La Cenicienta dependiente que ama a un hombre que odia demasiado a las mujeres” aparece algo así como un “antídoto” para los problemas de relación que me encantaría compartir con vosotras!!

 

¿De qué se trata? Bien, pondremos un ejemplo para empezar a entender .Imagina que llegas un día al trabajo y tu jefe te dice “Eres un desastre, no me gusta tu actitud y ¡¡¡ sino la cambias vas a quedarte sin trabajo!!!” Probablemente  te quedarías abrumada, quizás empezarías a quejarte a tus compañeros, llamarías alguien para decirles lo horrible que es tu jefe…pero:

¿¿ SABRÍAS QUE HACER PARA CAMBIAR TU ACTITUD??

Sería muy diferente si tu jefe te dijera: “La jornada laborar empieza las 9 en punto de la mañana. Llevas unos días llegando a las 9.30. Si llegas más tarde de las 9.05 algún otro día de  este mes estarás despedido”. Lo más probable es que no te guste que tu jefe te dijese eso, pero al menos sabrías que hacer!!

Slide_primeraconsulta

Es decir, se pasa de las vaguedades y quejas a PALABRAS DE ACCIÓN: palabras y frases que describen en lugar de  explicar, analizar o culpabilizar.

Hay dos métodos para  usar las palabras de acción:

Método 1.- Decirle al otro exactamente aquello con lo que no estamos contentos, describiendo exactamente lo que hace. Dígale qué acción es la que le molesta. Por ejemplo, “No me gusta cada vez que intento hablar y me interrumpes”.

Método 2.- Se concreta y descriptiva con lo que te gustaría que la otra persona empezara a hacer ahora y en el futuro. Por ejemplo, en lugar de decirle a tu pareja “No me gusta que seas tan controladora”, funciona mucho mejor que le digas “Me gustaría que esperaras a que terminase de hablar antes de contestar “

Hacer algo diferente a lo habitual siempre resulta difícil y requiere paciencia, pero os animo a probarlo, porque hacer algo diferente a lo habitual siempre da resultados diferentes a los habituales!!

 

Saludos,

Isabel Cano

Post-it con mensajes positivos

Muchas veces pasa que conocemos y sabemos más, mucho más, sobre aquello que nos disgusta de los demás,en lugar de lo que sí nos gusta de la gente de nuestras vidas. Me da la sensación que vivimos vidas en las que hay mucha más cabida para la crítica que para el elogio y el halago; y eso,a largo plazo suele traer problemas a nuestras vidas. Problemas como inseguridades, miedos, dudas, frustraciones…

¿ Y si fuese al revés?¿ Os imagináis que pasaría si  en las familias se promoviera más la consideración positiva hacia los otros? ¿ Y en el trabajo? ¿ Y con los hijos? ¿ Y con los amigos? 

 

Os propongo probarlo en vuestras propias familias y…  ver qué tal resulta!

  • CÓMO LLEVARLO A CABO:

Vamos a suponer que lo quisieras aplicar en casa, en tú familia. Por lo general, la idea es la siguiente: se pide a uno de los padres que dejen post-it ( habitualmente a los hijos, pero también funciona muy bien con la pareja) con breves mensajes positivos. Los post-it se esconderán en sitios poco comunes pero donde el destinatario tenga muchas posibilidades de encontrarlos, por ejemplo, bajo la almohada, sobre la cartera, en el espejo del cuarto de baño…

Quien recibe los post-it se siente reconocido y reforzado, más valiosa. Quien los escribe presta más atención a los aspectos positivos del destinatario y aprende a valorarlos más.

  • IMPORTANTE: es más eficaz si el destinatario o destinatarios no saben nada. DE esta forma se añade el elemento sorpresa. ES conveniente no abudar de los post-it, por lo que os recomiendo no excederos de uno o dos diarios o cada dos días, lo cual también favorece que los elogios que se escriban sean genuinos.

 

  • CONTRA INDICACIONES: n i n g u n a  !!

 

¿ Preparadas para ver los efectos?

¿ Qué sucederá?

 “Cuando la gente que queremos y que es importante en nuestras vidas nos dice más lo que SÍ les gusta de nosotros, consiguen aliviarnos y empoderarnos hacia la vida.”

 

Os espero,

Isabel Cano

Mejora personal

Alguna vez te has preguntado ¿Qué cosas te hacen sentir bien? ¿Cuáles son tus necesidades? A menudo nos encontramos hablando con nosotros mismos sobre ciertas insatisfacciones personales …quizás porque sentimos un descontento existencial con nuestra propia vida. Puede que a veces simplemente sea un mal día o una mala racha, sin embargo, hay veces que esas rachas duran más de lo que nos gustaría y no sabemos qué hacer para salir de esa espiral y reaccionar. ¿ Te suena?

Para poder ayudar en este tipo de problemas suelo combinar el enfoque centrado en las soluciones con una estrategia más narrativa y con herramientas de psicología positiva. ¿ Te gustaría conocer alguna de estas técnicas? Pues bien,allá vamos…

child-735872_1280 (1)

  “Consulta con el sabio que hay dentro de uno mismo”

Te propongo que imagines que han pasado muchos años y que con el tiempo te has convertido en una versión más vieja y sabia de ti misma.Trata de imaginártelo al detalle, como si se tratase de una película de tu vida:dónde estás, con quién, olores, sonidos…¿ ya lo has conseguido? Bien, ahora trata de responder a  las siguientes preguntas:

  • ¿ Qué es lo que más te gusta de tu vida, tal y como la has vivido?
  • ¿ Hay algo que querrías no haber hecho?¿ Hay algo que querrías haber hecho?
  • ¿ Qué te gustaría que tus seres queridos recordaran más respecto a tu vida con ellos?
  • En una escala de 0 a 10 cuánto hay ya en tu vida real que refleje las respuestas que has dado en las preguntas anteriores?
  • Si quisieras que tu vida actual refleje más de lo que has respondido en las preguntas anteriores ¿ cuál sería el paso más pequeño que podrías dar?

Este  ejercicio invita  a repasar todos los aspectos de nuestra vida, dándonos pistas de qué cosas podríamos cambiar para que nuestra vida real se acerque un poquito más a nuestra vida ideal. ¿ Te ha resultado interesante imaginarte más sabia?

Pasar a la acción sólo depende de ti, te animo a dar el primer pasito!

“NUNCA TE DETENGAS”

Un abrazo,

Isabel Cano

La caja de los recursos

comillas1¿Conoces tus recursos? ¿Eres consciente de todo lo que tienes en tus manos para manejar situaciones difíciles? ¿Sabes qué cosas son las que te ayudan a “venirte arriba”?

 

¡Hola a tod@s! Bienvenid@s,

Hoy, en esta primera entrada, os sugiero una buena forma de identificar los recursos que os ayudan en vuestra lucha contra los problemas, una idea de Yvonne Dolan, experta en Terapia Centrada en Soluciones, “La Caja de Los Recursos”.

caja2

La idea consiste en buscar una caja (bonita a ser posible) en la que irás guardando todo tipo de recursos que te puedan ayudar en un momento de bajón, crisis o recaída:

  • los números de teléfono de personas a quienes llamar,
  • música,
  • lugares,
  • fotos,
  • amuletos,
  • cartas,
  • etcétera

 

caja3

 

Si en algún momento te sientes mal, o sientes que puedes recaer, puedes abrirla y utilizar alguno de esos recursos que sabes que te ayudaron otras veces que te sentiste de una forma similar.

De esta manera, cada vez serás más consciente de qué cosas te resultan útiles y funcionan para superar tus problemas

 

¡Espero que os resulte de utilidad!

Abrazos,

Isabel Cano